Inicio
Contenido
Represent.
Inorgánicos
Orgánicos
Tabla P.
Foro
Referencias
Glosario
Para que se produzca un enlace iónico, es preciso que primero se formen los iones (cationes y aniones). La manera en que estos se forman es, por lo menos teóricamente, por medio del ciclo de Born-Haber. El ciclo Born-Haber es un ciclo termoquímico útil en el que utilizamos la ley de Hess para calcular la energía de red como la suma de varios pasos en la formación de un compuesto iónico. Este ciclo describe los pasos siguientes: 1) Formación de átomos gaseosos a partir de sólidos, 2) Transferencia de uno o más electrones del átomo metálico al átomo no metálico y 3) Combinación de los iones resultantes para formar la sal correspondiente (compuesto iónico). Es importante aclarar que, aunque las sales tienen una fórmula química "definida", en realidad forman redes cristalinas, cuyo número de iones es ilimitado.
Muchos átomos pierden o ganan electrones alcanzando el mismo número de electrones del gas noble más cercano a ellos en la tabla periódica. Los miembros de la familia de los gases nobles son químicamente muy poco reactivos y casi no forman compuestos. Podemos deducir, entonces, que sus disposiciones electrónicas son muy estables. Los elementos cercanos pueden alcanzar estas mismas disposiciones estables periendo o ganando electrones.