Siguenos en

100 Años Facultad de Química

En el marco de los festejos por el Centenario de la FQ
Analizan especialistas de educación media superior la enseñanza de la Química

Especialistas de España en Historia de la ciencia intercambiaron puntos de vista con profesores de educación media superior y de licenciatura en el área química y de diversas disciplinas científicas de la Universidad Nacional, durante el Simposio La enseñanza de la Química en el contexto del Primer Centenario de la Facultad de Química de la UNAM.

Este encuentro, efectuado el pasado 18 de marzo en la Sala de Precursores del Posgrado y en el Auditorio Francisco Alonso de Florida de la FQ-Instituto de Investigaciones Biomédicas, en el marco de los Festejos por el Primer Centenario de la Facultad de Química, fue organizado por las secretarías académicas de Investigación y Posgrado y de Docencia, así como por la Maestría en Docencia para la Educación Media Superior (MADEMS) de la Universidad Nacional.

Al respecto, el responsable de Docencia de la MADEMS, Plinio Sosa Fernández, apuntó que en México la historia de la enseñanza de la Química de manera institucional está ligada con el devenir de la Escuela Nacional de Química Industrial, hoy Facultad de Química y, en este sentido, explicó que el Simposio tuvo como finalidad reflexionar sobre la enseñanza de la ciencia química: “La conmemoración de los cien años de la Facultad permite ver el pasado para mirar y planear hacia dónde dirigir esta disciplina”, expresó.

La primera exposición estuvo a cargo del académico de la Universidad de Alicante, Antonio García Belmar, quien impartió el tema La enseñanza de la Química a lo largo de la historia, en donde abordó el modelo de enseñanza de esta disciplina.

El especialista español indicó que la enseñanza “es un espacio que se construye como resultado de la interacción de varios factores y actores”. En el siglo XVIII y parte de XIX, continuó, la manera como se aprendía la Química era a través de las notas que realizaban los alumnos de los cursos. “El proceso de aprendizaje consistía en el proceso de reescritura; ésta era una manera de aprender y de enseñar”. Los cursos en este periodo se impartían a un público difuso.

De acuerdo con García Belmar, la Química se institucionalizó a raíz de los espacios destinados para su enseñanza en las escuelas, lo que implicó un cambio en el modelo, pues en éste ya intervienen actores (los profesores  especializados, alumnos que son público cautivo, editores, gobierno y fabricantes); los instrumentos (didácticas y laboratorios); los métodos, y los espacios (la Universidad y la enseñanza en secundaria). En este sentido, la relación entre la Química académica y la Química industrial es fundamental para entender el proceso de incorporación a la enseñanza secundaria.

En la segunda conferencia, José Ramón Bertomeu Sánchez, del Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero, de la Universidad de Valencia, habló sobre La Tabla Periódica: historia de la enseñanza de la ciencia, de la que dijo, está en constante construcción.

El especialista refirió que la enseñanza es “un espacio de creatividad complejo en el que intervienen estudiantes, editoriales y gobierno. A los historiadores nos apasiona este contexto, donde encontramos esa fuerte interacción entre ciencia, tecnología y sociedad”, indicó.

En este sentido, destacó que la Tabla Periódica es un producto de las aulas, resultado de la labor colectiva de un conjunto de personas. La ciencia y en particular dicha sistematización, puntualizó Ramón Bertomeu, “constituye un proceso creativo de las aulas, es un material vivo”.

Al finalizar su presentación, exhortó a los profesores a crear canales de intercambio y didáctica de la historia. Asimismo hizo una invitación a los profesores al máster Historia de la Ciencia y Comunicación Científica, del cual es coordinador.

Por último, Gabriel Pinto Cañón, de la Universidad Politécnica, presentó el tema La enseñanza de la Química a través de la resolución de problemas cotidianos, donde planteó cómo llevar la vida cotidiana al aula para que los alumnos aprendan conceptos químicos. Para ello mostró a los docentes diez problemas que presenta a sus estudiantes en clase para su resolución.

Yazmín Ramírez Venancio

 

 

 

Diseño y programación: I.Q. IZC
Colaboración: I.C. AMO
Imágenes: Coord. Comunicación
DePA 2015-2016
FQ UNAM